Cooperantes ejemplos de trabajo y dedicación por Honduras

>Amaya Arregui y Ane Amilibia estarán mes y medio en América Central. Se marchan para colaborar en los proyectos del Padre Patricio Larrosa>

MADRID – Amaya Arregui parte esta mañana por séptimo año consecutivo a Honduras, a Tegucigalpa, para echar una mano como miembro de la ONG Acoes Honduras, de la que es una activa colaboradora.

Esta vez viaja con ella una joven zarauztarra, Ane Amilibia Etxeberria, una ‘casi’ licenciada en Empresariales (le falta una asignatura para terminar la carrera) que se presta a viajar y colaborar con esta ONG durante el mes y medio que estarán en Honduras.

Ambas cogen el avión de Hondarribia a Madrid, para volar desde Barajas y en once horas plantarse en Honduras.
Ane viaja bien asesorada por la propia Amaya y por la también joven Maggi Aramburu quien estuvo este pasado verano colaborando en los proyectos del Padre Patricio en las colonias de Monterrey, en los barrios marginales de la capital hondureña.
Ane pretende realizar un master de cooperación y desarrollo internacional y piensa que su estancia en un país necesitado le vendrá bien como experiencia.
«Mikel Mendizabal , técnico en el ayuntamiento, me puso en contacto con Amaya, y estoy con ganas de emprender esta aventura», nos comentaba esta joven de 24 años.
Ane no sabe las tareas que se le encomendarán, pero se presta a colaborar con lo que le digan.
«El Padre Patricio primero le enseñará todos los proyectos en marcha (escuelas, comedores, dispensarios…). Hay mucha tarea por realizar. Ten en cuenta que en estos momentos están allí varios médicos, dentistas…, todos voluntarios y toda ayuda es poca», señala Amaya Arregui, que pasará sus séptimas navidades consecutivas en Honduras. «A mí nadie me obliga, voy encantada.
Para mí no es trabajo. Pese a las duras condiciones de vida y miseria existente, para mí es una experiencia maravillosa. Y como en el caso de Ane, ser joven y poder ir allí es un lujo; va a aprender mucho, conocer otras realidades y hará amigos de todo el mundo (alemanes, canadienses…) que están como voluntarios».
Esta veterana voluntaria ha visto cómo los proyectos que ha puesta en marcha el granadino Padre Patricio Larrosa han ido a mejor y hasta los Maras alaban su trabajo de esta veintena de años.
«El país no evoluciona, Honduras está muy mal y con la crisis peor, pero los proyectos del Padre Patricio se sustentan gracias a las ayudas que recibe desde diferentes instituciones y particulares.
Lo tiene todo muy bien organizado», comenta Amaya, contenta por la compañía que lleva.
Anuncios

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s