La Ciencia que viene en 2015

GINEBRA>> En efecto, será entonces cuando, tras dos largos años de reparaciones y operaciones de mantenimiento, el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN, el laboratorio europeo de física de partículas cerca de Ginebra (Suiza), arranque de nuevo motores, y esta vez para funcionar al doble de energía que en la fase anterior.

El LHC es el mayor y más poderoso acelerador de partículas del mundo, y ahoraestá listo para el que será su segundo periodo de trabajo de tres años.

”La máquina está saliendo de su largo sueño tras una importante operación quirúrgica”, ha declarado Frédérick Bordry, el director de Tecnología y Aceleradores del CERN.

Durante su primera fase de trabajo, los científicos fueron capaces de descubrir, en julio de 2012, el esquivo Bosón de Higgs, la partícula responsable de que exista la masa, sin la que el Universo no sería tal y como lo vemos.

Pero en palabras de la investigadora Fabiola Gianotti, ”el descubrimiento del bosón de Higgs fue solo el principio del viaje del LHC”.

Durante su primer trienio de funcionamiento, el LHC operó a unas energías de colisión de entre 7 y 8 teraelectronvoltios (TeV).

En la fase que ahora comienza la potencia se duplicará hasta los 13 TeV. Cuando empiecen a producirse colisiones en ese rango de energías (nunca alcanzadas hasta ahora por ningún acelerador del mundo), el LHC abrirá, literalmente, una nueva ventana de exploración para la Física.

En el punto de mira, se encuentra la detección directa de materia oscura, un tipo de materia que es seis veces más abundante que la materia ordinaria (la que forma planetas, estrellas y galaxias) y que resulta indetectable para cualquiera de nuestros instrumentos.

El LHC tratará también de aclarar la naturaleza de la misteriosa energía oscura, que junto con la materia oscura supone un 95% de la masa total del Universo.HRI/AGENCIAS NOTICIOSAS

>>>>>

Anuncios