Consejos saludables para evitar la fatiga

[HRI]>> La fatiga a menudo, es inseparable en nuestra forma de vida.

El agotamiento y el estrés son los principales culpables.

Antes de lanzarse a consumir cócteles de vitaminas u otros estimulantes, hay que aprender a descansar.

Presentamos algunos consejos de calidad de vida, que en la mayoría de los casos son suficientes para dejar el cansancio en la puerta de casa.

Prevenir la fatiga es la mejor arma para evitar que se instale definitivamente. Sin embargo, hay que saber cómo hacerlo.

>Por la noche una cena ligera

En vez de una cena copiosa, hay que desayunar algo rico en elementos energéticos y en vitaminas.

Una cena pesada puede llegar a perjudicar la calidad del sueño. Y un sueño reparador es el mejor aliado para evitar el cansancio.

>Una alimentación variada y equilibrada

Nuestra alimentación debe cubrir todas nuestras necesidades cotidianas con proteínas, vitaminas, sales minerales y oligoelementos.

Si la alimentación es insuficientemente variada y poco equilibrada, se tendrán muchas carencias. Y las carencias son el peor enemigo del cuerpo y el mejor amigo de la fatiga.

>Dormir bien

Ni mucho, ni poco, pero hay que hacerlo de forma regular.

Hay que adaptar la noche a las propias necesidades.

Algunas personas necesitan dormir sólo seis horas para estar en plena forma, pero otras, en cambio, requieren entre ocho y diez.

>Respetar los horarios regulares y tu ritmo de sueño

No hay nada peor que irse a dormir a horas irregulares. Nuestro reloj biológico se siente maltratado y el cansancio es inevitable.

Por la noche, desde el primer bostezo, hay que acostarse.

No intenten resistirte y luchar contra el sueño.

Si dejan pasar este momento propicio para dormirse, se arriesgas a esperar un par de horas antes de poder disfrutar, de nuevo, de los placeres del sueño. Y además, costará mucho más levantarse al día siguiente.

>Dejar la mente en blanco antes de dormir

Es inútil que todas las preocupaciones se vayan con nosotros a dormir. Cada cosa a su tiempo.

>Saber delegar

El agotamiento siempre va acompañado del cansancio.

Aprendan a rodearse de personas con las que tengan completa confianza y, si es posible, hay que apoyarse en los colaboradores.

>Organizarse

El fin de semana siempre parece una maratón. Encadenan la limpieza, el planchado, las carreras, los deberes de la escuela, los informes del trabajo que debes acabar, la cena con los amigos, las salidas… y el lunes, ya no pueden más.

Hay que Intentar repartir algunas tareas durante la semana, incluyan a su pareja y fabriquen una planificación semanal que alterne los momentos de descanso con los de actividad.

>Hacer deporte y ejercicio

El cansancio también suele estar relacionado con una vida demasiado sedentaria.

En vez de quedarse delante del ordenador, opta por un paseo al aire libre o practica, de forma razonable.

>Saber decir que no a los hijos

Nuestros hijos saben muy bien cómo acaparar todo nuestro tiempo.

Si no tienen ni un solo minuto para respirar, expresen en voz alta que necesitas descansar, y aconsejen a sus hijos que lean un buen libro.

>Relajarse

Un buen baño, algunas respiraciones abdominales, un masaje con la pareja son métodos excelentes para vencer el estrés y el cansancio.

>>>>>

Anuncios
de hridigitalplus Publicado en Salud