Cholutecano propugna por instaurar la cátedra moliniana

>>EL CHOLUTECANO DOCTOR HORACIO ULISES BARRIOS SOLANO PRESIDENTE DE LA DOCTA SOCIEDAD LITERARIA DE HONDURAS (SOLIHO) PROPUGNA POR INSTAURAR LA CÁTEDRA MOLINIANA EN HONDURAS>>

La Docta Sociedad Literaria de Honduras (SOLIHO) que me honro en presidir volverá por los fueros del bardo Comayagüelense al instaurar LA CÁTEDRA MOLINIANA en los centros educativos del país a todos los niveles sin excepción, porque ni en las escuelas y no digamos en las universidades se está enseñando su obra, excepto los niños que van a los Centros Básicos que llevan su nombre como el que existe en La Colonia San Miguel en Tegucigalpa bajo la dirección de la Licenciada REINA GALO y que a solicitud del viejo lobo del periodismo (como lo llamaba el extinto Raúl Lanza Valeriano) don MARIO HERNÁN RAMÍREZ, presidente del Comité Pro Monumentos a Juan Ramón Molina lo representé la mañana fría del 4 de noviembre de 2014, pero vale la pena decirlo: docentes, personal administrativo, alumnos e invitados especiales se quedaron como novia de pueblo pues a las Autoridades de ese Centro notificaron que el Mandatario y parte de su Gabinete allí irían a celebrar los 200 días de clase; por lo menos esa fue la información que a mí se me brindó. Pero LA CÁTEDRA MOLINIANA será una realidad obviamente si, y sólo si, recibo el apoyo irrestricto del Presidente de la República, Abogado JUAN ORLANDO HERNÁNDEZ ALVARADO, asistido por su asesora de Comunicaciones y Estrategia Licenciada HILDA HERNÁNDEZ y el Ministro de Educación Doctor MARLON ESCOTO VALERIO; por el Presidente del Congreso Nacional Doctor MAURICIO OLIVA HERRERA con el espacio que nos cede en TV20 Canal del Poder Legislativo.

En mi calidad de Presidente La Docta Sociedad Literaria de Honduras (SOLIHO) y con el propósito de obtener el apoyo de las Autoridades nominadas anteriormente para instaurar LA CÁTEDRA MOLINIANA hago mío el último párrafo del Ilustre Poeta ROLANDO KATTÁN en la presentación de la segunda edición de “TIERRAS, MARES Y CIELOS” publicada en 2011: “La prensa debe aprender mucho de la elegancia y profundidad de sus artículos. Los poetas, de su vasta cultura y manejo del lenguaje, y todos nosotros, de su compromiso y amor desmedido por esta tierra”.

Es de suyo importante recordarles que el vate JUAN RAMÓN MOLINA nació en Comayagüela, el 17 de abril de 1875, hijo de FEDERICO MOLINA español y de JUANA NÚÑEZ de Aguanqueterique, La Paz. La obra literaria de Molina en mi opinión y sin efecto “halo” como Moliniano 1000×1000 que soy (Recibiendo Pergamino de Honor al Mérito de manos de la Licenciada VILMA CASTILLO de la Casa de La Cultura de Ojojona) no ha sido igualada, ni mucho menos superada, a pesar de su efímera existencia en la aldea global, ya que la parca lo sorprendió con apenas 33 años de edad.

DOCTOR HORACIO ULISES BARRIOS SOLANO PRESIDENTE DE LA DOCTA SOCIEDAD LITERARIA DE HONDURAS (SOLIHO) RECIBIENDO PERGAMINO DE HONOR AL MÉRITO DE MANOS DE LA LICENCIADA VILMA CASTILLO DE LA CASA DE LA CULTURA DE OJOJONA

Sin embargo un dato sumamente curioso en el quehacer intelectual del Príncipe de la Poesía que el pueblo, pueblo debe de conocer…su obra hubiese quedado en el anonimato si su amigo FROYLÁN TURCIOS, no rescata como lo escribió en el Diario “La Tribuna” el viejo lobo del periodismo don MARIO HERNÁN RAMÍREZ, presidente del Comité Pro Monumentos a Juan Ramón Molina en su entrega del 20 de abril de este año que agoniza la inconmensurable obra de Juan Ramón y comenzó a tallarla en crisoles de marfil y oro en 1911 hasta culminar en 1913, con la mayoría del legado moliniano con su obra magistral, “TIERRAS, MARES Y CIELOS”.

Los hondureños desconocemos por completo su obra -sostiene con pesar MARIO HERNÁN RAMÍREZ, presidente del Comité Pro Monumentos a JUAN RAMÓN MOLINA-. Ha faltado divulgación. En Nicaragua, RUBÉN DARÍO está en todas partes. MOLINA fue tan grande como DARÍO, pero aquí no nos hemos dado cuenta”.

Continúa con su crónica periodística don MARIO HERNÁN RAMÍREZ: “De ese año hasta 1970, muy poco se hace para rememorar al gran Juan Ramón, siendo el Dr. Humberto Rivera y Morillo, quien en los años cincuenta retoma la idea de seguir enalteciendo a Juan Ramón y escribe la primera biografía sobre el malogrado porta lira, pero la indiferencia continúa, y no es sino hasta en 1970 cuando el también intelectual Eliseo Pérez Cadalso como gran capitán de las letras hondureñas, agarra el timón del barco moliniano y organiza el Comité Pro monumentos a Juan Ramón Molina, mismo que vuelve a decaer, pues el intelectual Pérez Cadalso asume cargos diplomáticos que lo alejan de la Patria por tiempo indefinido, volviendo a retomar el timón en 1988, cuando revive con nueva sangre, el Comité, el que al mismo tiempo es rebautizado con el sobrenombre de “Los Trece Locos del Guanacaste”, el que a partir de ese año no descansa y semanalmente vemos a los quijotes en reuniones sabatinas en el histórico edificio de la Casa del Periodista, del barrio El Guanacaste de esta ciudad de Tegucigalpa, ingeniando y puliendo su mente tratando de inmortalizar al genio de las letras hondureñas”.

Pero déjenme decirles como primicia y con la respectiva autorización que el Icono de los medios de comunicación nacionales e internacionales, escritor e historiador mi Dilecto y caro Amigo MARIO HERNÁN RAMÍREZ, presidente del Comité Pro Monumentos a JUAN RAMÓN MOLINA, va abdicar en el mes de enero de 2015 de esa Presidencia a favor del Ilustre Poeta ROLANDO KATTAN que indubitablemente continuará con tan loable labor.

>>Importante: El presente artículo no necesariamente refleja el sentir y pensar de HRI Digital, la responsabilidad es de quién lo escribe>>

>>>>>

Anuncios