Presentan en UNITEC el libro “Cuando los hijos mandan”

TEGUCIGALPA>> La excandidata a la presidencia de la República de México, Josefina Vázquez Mota, presentó en el campus de la Universidad Tecnológica Centroamericana (UNITEC), su libro “Cuando los hijos mandan”, evento organizado en cooperación con Voces Vitales y el Instituto de Colaboración y Educación Familiar (ICEF).

”Cuando los hijos mandan”, es el resultado de una compilación de textos de expertos en distintas áreas que Vázquez Mota ha realizado por la preocupación de los padres de familia, ya que cada hogar es un pequeño país con sus leyes o sin ellas, con autoridad o respuestas que la atropellan, con relaciones armoniosas o de confrontación permanente, con prácticas honestas o de simulación, con consecuencias y límites, o con impunidad, entonces comprenderemos que para transformar el país en que vivimos, es vital que nuestros hijos crezcan en un ámbito de amor sólido, felices, con la capacidad para discernir y de aceptar responsabilidades y consecuencias.

>> Josefina Vázquez Mota>>

En su obra, la también exsecretaria de Educación y Desarrollo Social, expone que los hijos seguramente se convertirán en ciudadanos responsables y con la correcta actitud moral, si sus padres ejercen su autoridad de forma apropiada; pero en cambio se podrían convertir en personas problemáticas y con pocos valores, si no se les inculcó la disciplina adecuada.

”¿Les damos demasiado a nuestros hijos? ¿Les permitimos transgredir los límites y faltarnos el respeto?¿Ponemos las reglas claras y los educamos bajo un ambiente de amor?”, En pocas palabras, ”¿somos padres buenos o buenos padres?”

”El objetivo primordial de la obra, es contribuir a la generación de ciudadanos que respeten las leyes, y no se habitúen a actuar con impunidad”. explicó Vázquez Mota.

“Sin duda, los niños prefiguran a las sociedades en cuanto que serán sus actores principales al alcanzar su etapa adulta. De allí la relevancia de establecer desde temprano normas en el comportamiento de los menores para guiarlos por la senda correcta, durante su crecimiento y desarrollo”, opinó Anna Lucía Acosta de Zelaya, quien junto con la Gracia de Villeda moderaron la presentación del libro.

El evento se llevó a a cabo en el auditorio Leticia Ma Tay, ante la presencia de las autoridades universitarias, estudiantes, docentes, cuerpo diplomático, medios de comunicación e invitados especiales.

>>De izquier a der: Anna Lucía Acosta de Zelaya (Voces Vitales), Josefina Vázquez Mota y Gracia de Villeda (ICEF), durante el panel de discusión>>

>>De izquier a der: Víctor Hugo Morales, Anna Lucía Acosta de Zelaya, Josefina Vázquez Mota y Gracia de Villeda>>

>>De izquier a der: Luis Zelaya, Josefina Vázquez Mota, Gracia de Villeda, Anna Lucía Acosta de Zelaya y Agustín Montes>>

>>>>>

Anuncios

Mario Vargas Llosa regresa a los escenarios

MADRID>> Mario Vargas Llosa confiesa que siente el pánico de la inseguridad. Todos los días se pregunta si ha tomado la decisión correcta.

La literatura no tiene secretos para el premio Nobel.

Pero el autor peruano rara vez viste la piel de un actor.

Vargas Llosa, de 78 años, sube a las tablas para protagonizar su más reciente e inédita obra teatral, “Los cuentos de la peste”, que se representará en el Teatro Español de Madrid desde el 28 de enero hasta el 1 de marzo.

El estreno coincide con la publicación del libro homónimo (“Los cuentos de la peste”, Alfaguara), que salió a la venta el pasado 15 de enero.

No es la primera vez que el escritor pisa un escenario.

Lo hizo otras tres veces en España. Pero siempre participaba como un relator que leía parte de la historia.

En “Los cuentos de la peste”, inspirada en los relatos del “Decamerón” de Giovanni Boccaccio, Vargas Llosa es uno más de los actores del elenco.

“Para un escritor de ficción que se ha pasado la vida soñando historias, de pronto convertirse en personaje de una historia aunque sea por ese tiempo fugaz de una obra es una experiencia realmente extraordinaria”, dijo el jueves Vargas Llosa durante la presentación de la obra en Madrid.

“Siento nervios, muchos nervios, terror, pánico, miedo… Me pregunto cada día si no ha sido una locura meterme en esto”, añadió.

Vargas Llosa tampoco es el primer ganador del Nobel de Literatura que prueba suerte como actor. Los dramaturgos italiano Dario Fo y británico Harold Pinter lo hicieron en el pasado.

Pero admite que sí está interesado en leer la opinión de la crítica sobre su papel y conocer la reacción del público.

“Espero la reacción de la crítica, pero no es esencial”, explicó. “Toda mi preocupación tiene que ver no sólo con recordar (el texto), sino al mismo tiempo recordar las instrucciones del director, no desentonar con el trabajo de mis compañeros en el escenario y la enorme inquietud de no defraudar a los espectadores”.

El humor, el amor y las relaciones entre las clases sociales son las claves de esta pieza que recoge la esencia del espíritu del “Decamerón”: la lujuria y la sensualidad exacerbadas por la sensación de crisis, de abismo abierto, de fin del mundo.

Vargas Llosa se traslada a la Florencia de 1348 y da vida al Duque Ugolino, quien se encierra con otros personajes en una villa a las afueras de la ciudad italiana. La peste bubónica está diezmando la población.

Los personajes intentan salvar la vida mientras se cuentan historias unos a otros.

Ugolino inventa una mujer ideal de la que se enamora durante la representación.

Ella es Aminta, condesa de la Santa Croce, interpretada por la actriz española Aitana Sánchez-Gijón. Musa teatral del escritor, Sánchez-Gijón ha compartido escenario con Vargas Llosa en todas sus aventuras teatrales.

“Ha sido una gran suerte para mí poder trabajar con una persona que no solo es una magnífica actriz, pero además buena compañera, muy generosa con mis deficiencias de actor”, señaló de Sánchez-Gijón. “Ella me ha arropado, ayudado mucho y me hace sentir menos inseguro”.

Una de las particularidades de la producción es que el escenario está en el centro de la sala, como si fuera el ruedo de una plaza de toros o un circo.

El público rodea por completo a los actores, con la intención de integrarlos en el espectáculo.

El director Joan Ollé recordó que la obra ofrece un ejercicio insólito, que es ver cómo el autor de un texto recita en directo sus propias palabras. A veces incluso cambiándolas por culpa de un olvido.

Para Vargas Llosa, la interpretación es solo un reto más. Y no lo cambia por su oficio de escritor.

“La libertad que tiene un escritor que escribe es infinitamente más grande que la que tiene un actor actuando o representando un papel. La libertad de un actor no desparece pero está muy confinada”, dijo. “Son experiencias más distintas que parecidas”.

>>>>>

Libro revela pasado humilde de líderes empresariales de AL

MONTEVIDEO>> Desde el mexicano Carlos Slim, el tercer hombre más rico del mundo, hasta la familia peruana Añaños, que popularizó la bebida Kola Real en América Latina (AL), el libro “Inspiradores latinoamericanos” recoge catorce testimonios de empresarios “vocacionales” hechos a sí mismos en contextos humildes.

Estos emprendedores no conocen el “no se puede”, aseguró el autor del libro, el uruguayo Alexis Jano, para quien estas historias arrojan importantes pautas de trabajo y enfatizan “la firmeza de claros líderes en sus áreas de acción”.

El escritor explicó que uno de los criterios que empleó para seleccionar el perfil de los entrevistados, aparte de su influencia y éxito como empresarios, fue que sus antepasados hubieran partido de situaciones muy complejas.

En este contexto se enmarcó el relato del colombiano Germán Efromovich, presidente de la junta directiva de la aerolínea Avianca, cuyos abuelos fueron asesinados en Polonia por los nazis, de los que su padre logró escapar corriendo por los bosques hasta llegar a la Unión Soviética.

Otra historia de inicios críticos es la del padre de Slim, quien desembarcó en México sin hablar español y sin equipaje, procedente del Líbano para probar suerte en el continente americano.

“Ahí comienza la verdadera historia, no económica, sino la visión del inmigrante que lo único que encuentra son oportunidades luego de haber pasado por situaciones muy adversas”, relató Jano, quien tuvo que insistir varios meses hasta poder contactar personalmente con el poseedor de la mayor fortuna de América Latina.

Slim, cuyo patrimonio está valorado en unos 74.400 millones de dólares, sostiene que “el empresario es un creador de riqueza que la administra temporalmente”, destacó Jano, a quien sorprendió la vocación y pasión del mexicano manifestadas durante su charla.

“¿Qué es lo que motiva un pintor a pintar? El talento y la pasión por lo que hace. ¿Qué es lo que motiva a un músico a componer, a un arquitecto a diseñar, a un ingeniero a construir? ¿Qué lo motiva a usted a escribir este libro? ¿Es el dinero? ¡No!”, espetó el multimillonario empresario al autor.

El testimonio de Slim comparte el espíritu de superación con las biografías del resto de los entrevistados, caracterizadas porque “parten de situaciones complejas y las revierten en función de sus convicciones”, afirmó Jano.

La familia Añaños de Perú comercializó la bebida Kola Real en un complejo marco político y social y logró consolidarla en el mercado latinoamericano, mientras que el ecuatoriano Luis Bakker creó Pronaca, referente de la industria alimentaria de su país, a partir de una carta de su padre, en la que redactó las bases del negocio.

Así, Jano argumentó las razones que hacen que cada una de las entrevistas sea un relato de confesiones y anécdotas igual de inspirador que el anterior.

Por otra parte, cercioró que todos tienen en común el haber sorteado “avatares económicos y políticos que han influido en América Latina”, tales como devaluaciones de la moneda e incertidumbres económicas y políticas.

“Quizás en otros países estos aspectos durante extensos períodos no eran una variable para el empresariado”, pero “hoy las realidades internacionales han cambiado” y el empresario latinoamericano “cuenta con una larga escuela de incertidumbres”, señaló el autor como fortaleza de estos líderes frente al entorno globalizado.

Pensar diferente, emprender desafíos, atreverse a asumir riesgos y a tomar decisiones son parte de las enseñanzas que Jano pretende transmitir al publicar sus conversaciones con estos exitosos empresarios.

Emprender implica “ganas de superarse, no tener dependencia de terceros, y arriesgar en forma permanente”, añadió.

Ejemplificó esta continua disposición a enfrentar nuevos retos en la perseverancia de su compatriota Orlando Dovat, presidente de Zonamerica en Uruguay, quien inició a emprender a los 45 años un nuevo negocio, lo que deja el mensaje de que “no hay edad para comenzar a desarrollar nuevos desafíos”.HRI/AGENCIAS NOTICIOSAS

>>>>>