Nuevas fronteras para las energías limpias

[HRI]>> Climascopio, una iniciativa del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) y Bloomberg New Energy Finance para evaluar el clima de inversión en relación al cambio climático en América Latina y el Caribe, en su reporte de 2013 se centra en la inversión en energía baja en emisión de carbono.

Para ello, toma en cuenta cuatro parámetros principales que se interrelacionan a partir de 39 indicadores y que dan cuenta de cómo operan los mercados locales y qué políticas favorables existen, entre otra información crítica para los inversionistas en materia energética.

El informe da cuenta del acentuado aumento en la inversión en energía limpia que se está produciendo en los países de la región: México, República Dominicana, Uruguay, Perú y Chile presentaron crecimientos superiores al 300 por ciento entre 2011 y 2012, una realidad que, aunque en menor proporción, se presentó en 20 de los 26 países latinoamericanos.

Adicionalmente, en 2013 el número de políticas de energía limpia en la región pasó de 80 a 110, al tiempo que aumentó la diversidad de dichas políticas.

No obstante, Climascopio encuentra que aún hay espacio suficiente para desarrollos futuros y crecimiento en el sector; y espera que el entorno de políticas en la región siga mejorando, la inversión siga creciendo, y se instale más capacidad en energía limpia durante 2014. Brasil, México y Chile siguen siendo los principales polos de atracción.

>Fuente: es.latintreade.com

>>>>>

Anuncios

El cáncer se cobra más de un millón de vidas al año en AL

LIMA>> El cáncer aún se mantiene como la segunda causa de fallecimiento en el continente americano donde se cobra cerca de 1,3 millones de vidas al año, según el informe Cáncer en las Américas: Perfiles de país 2013, presentado en el V Congreso Internacional de Control de Cáncer realizado en Lima, Perú.

Los fallecimientos por todos los tipos de cáncer están disminuyendo en al menos nueve países americanos, así como también está bajando la mortalidad por ciertos tipos de cáncer.

Sin embargo, en el caso de otros tumores se está registrando un aumento de muertes, señala el nuevo informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El informe de la OPS/OMS muestra que el 50% de las muertes por cáncer en las Américas ocurren en América Latina y el Caribe, que concentra el 63% de la población del continente.

Las tasas más altas de mortalidad por cáncer en la región se encuentran en Trinidad y Tabago, Cuba y Argentina, de acuerdo a los datos brindados a la OPS/OMS por sus países miembros. México, Nicaragua y El Salvador tienen las tasas más bajas de mortalidad.

El informe también destaca que las muertes por cáncer en general están bajando en nueve países: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Estados Unidos, México, Nicaragua, Paraguay y Venezuela.

Las tasas de mortalidad por cáncer varían entre hombres y mujeres, y entre los países. La mayoría de las muertes por cáncer de los hombres en América Latina y el Caribe se producen como consecuencia del cáncer de próstata, seguido por el cáncer de pulmón, de estómago y colorrectal.

Entre las mujeres, la mortalidad más alta se debe al cáncer de mama, y luego al cáncer de estómago, pulmón, cuello de útero y colorrecto. En contraste, en Canadá y en Estados Unidos el cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en ambos sexos.

La mortalidad por cáncer suele ser más alta en hombres, debido a las altas tasas de cáncer de pulmón y de próstata.

Las excepciones son El Salvador y Nicaragua, donde las tasas de mortalidad son mayores en las mujeres por la cantidad de casos de cáncer cervicouterino y de estómago.

“El alto número de muertes por cáncer de mama y cuello de útero en América Latina y el Caribe es muy inquietante, sobre todo porque el cáncer cérvical es ampliamente prevenible y el cáncer de mama se puede detectar tempranamente y tratar de manera exitosa”, dijo Silvana Luciani, asesora en prevención y control de cáncer de la OPS/OMS.

“Esto señala la necesidad de mejorar la detección y el tratamiento, en particular para mujeres en zonas rurales y remotas, donde el acceso a los servicios de salud está especialmente limitado”, añadió.

>>>>>