Benedicto XVI en canonización de Papas

CIUDAD DEL VATICANO>> El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, confirmó que el Papa Emérito Benedicto XVI decidió aceptar la invitación del Papa Francisco y participará en la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II.

En un encuentro con la prensa, el sacerdote jesuita señaló que Joseph Ratzinger concelebrará la misa, prevista para la mañana de este 27 de abril, pero no estará en el altar mayor junto a Jorge Mario Bergoglio, donde se ubicarán otros cardenales.

“El Papa Emérito estará con los cardenales y los obispos en la izquierda, donde ya han sido colocadas unas carpas para proteger de la lluvia o del sol, según sea el caso. Estaremos todos felices de tener su presencia”, indicó.

Además ofreció algunos otros detalles de la celebración del domingo. Precisó que las reliquias de los nuevos santos, un poco de sangre de Juan Pablo II y un pedazo de piel de Juan XXIII, serán entregadas al altar por personas cercanas a ellos.

En el caso de Angello Roncalli serán cuatro sobrinos suyos, el alcalde de su ciudad natal Sotto il Monte (al norte de Italia) y el presidente de la Fundación Juan XXIII.

La reliquia de Karol Wojtyla será entregada por Floribeth Mora Díaz, la mujer costarricense que se curó de un aneurisma letal gracias a la intercesión del nuevo santo y cuyo “milagro” abrió el camino a los altares del Papa polaco.HRI/AGENCIAS NOTICIOSAS

Anuncios

¿Por qué Francisco I es el personaje del año 2013?

El Papa Francisco fue el personaje más popular en Facebook en 2013

[HRI]>> Desde su elección ha dado mucho de qué hablar. Luego de la renuncia del Papa en turno, Benedicto XVI, los seguidores de la iglesia Católica, los medios y gobiernos estaban a la espera del nuevo líder del Vaticano, sin embargo, pocos pensaban que Jorge Mario Bergoglio, aquél feligrés jesuita pudiera llegar al trono, lo logró y ha cambiado el rostro de una religión golpeada por escándalos y una disminución progresiva de feligreses. Hoy es el hombre del año 2013, nombrado así por la revista Time.

“Por sacar al papado del palacio y llevarlo a las calles, por comprometer a la iglesia más grande del mundo a confrontar sus más profundas necesidades y por hacer un balance entre juicio y misericordia“, el Papa Francisco es la Persona del Año 2013″, indicó Nancy Gibs, editora de la revista Time.

Y es que a partir de su elección, el 13 de marzo de 2013, como primer representante latinoamericano del catoicismo, el Papa Francisco ha comenzado a dar un vuelco en lo que parecía una iglesia en decadencia.

Hoy, es conocido por sus ideas revolucionarias, sus frases mediáticas, su apertura eclesiástica y por darle una nueva cara a la institución representante del catolicismo global.

>El nuevo liderazgo del Papa Francisco

Tras nueve meses en el poder, este personaje invade, una vez más, las primeras planas de los periódicos y portales en el mundo tras ser elegido como “La persona del año” por la revista Time, superando a personalidades como Edward Snowden, ex analista de la Agencia de Seguridad Nacional, conocido por revelar documentos secretos sobre espionaje estadounidense, así como Edith Windsor, defensora de los derechos homosexuales, Ted Cruz, el senador estadounidense y el presidente sirio Bashar Assad.

Pero, ¿qué es lo que oculta detrás de su personalidad? ¿Cuál es el liderazgo de este personaje? Al respecto, Guillermo Macías Graue, profesor en Humanidades de la Universidad Anáhuac y experto en temas de religión, asegura que este liderazgo es nuevo y positivo.

“Los expertos lo hemos catalogado como un nuevo tipo de liderazgo, se ha convertido en un actuar ‘bueno’ que influye para bien. Es un liderazgo de acción positiva y de una cercanía pastoral impactante. Hablas con él y sabes que te está viendo a ti, no a un número, sino a alguien con nombre y apellido (…) esta es una gran clave de su liderazgo, la humildad”.

>Humildad, la clave de su personalidad

Desde que llegó al poder de la iglesia Católica, el Papa Francisco ha rechazado lo que hasta ahora nadie había podido rechazar, el lujo y los privilegios que le son otorgados como representante del Vaticano.

El Papa Francisco cambió los lujosos zapatos rojos de Prada y el Mercedes-Benz de Benedicto XVI, por unos sencillos zapatos negros y un Ford Focus.

Asimismo, él asegura no dormir en los aposentos habilitados para el Pontífice, pues asegura que son muy lujosos; optando por una casa de huéspedes del Vaticano, sencilla y cómoda.

“Desde el primer minuto después de haber sido elegido Papa empezó a dar mensajes que rompían con lo que habíamos conocido hasta el momento (…) No quiso los zapatos rojos de diseño, ni la cruz de brillantes ni el coche blindado”, comentó Manuel Campo Vidal, presidente de Next International Business School, durante un coloquio en Pamplona.

“Se ha convertido en un fuerte lazo de su personalidad, la sencillez con la que maneja su entrada, sus discursos dirigidos a la gente, su espontaneidad a la hora de hablar, ha creado un lazo tremendo con los seguidores de la iglesia”, comentó el especialista en temas religiosos.

>>>>>