Mandela regresó a Qunu donde creció y será sepultado

EFE/VANGUARDIA LIBERAL

PRETORIA>> Tras nueve días de luto en Sudáfrica y 95 años de una vida plena de sacrificios coronados con victorias políticas, Nelson Mandela retorna al Qunu de su infancia, donde reposará para siempre como el Patriarca de la Nación del Arcoiris.

El cuerpo de Mandela, quien falleció el 5 de diciembre en Houghton, Johannesburgo, llegó este sábado a la localidad en la sureña provincia Eastern Cape, donde será enterrado este domingo con honores de Estado y luego de ritos tribales.

Miembros del Ejército cubrieron con una bandera surafricana el ataúd del ícono antirracista mundial durante un último recorrido esta mañana por avenidas de Mthatha y Qunu, mientras miembros del clan Thembu preparaban las ceremonias tradicionales.

Cientos de personas salieron a las calles de estas villas rurales para ver el cortejo fúnebre y decir adiós a Mandela con cantos, bailes y consignas en tributo al héroe que derrotó al régimen segregacionista del apartheid instaurado por la minoría blanca.

Los restos de Tata Madiba fueron trasladados ayer desde la Base Aérea Waterkloof, en Pretoria, después que el Congreso Nacional Africano (CNA) despidió al hombre que simboliza la total liberación de Suráfrica y fue su jefe de Estado entre 1994 y 1999.

En su alocución ante un auditorio de dos mil personas, el presidente Jacob Zuma ensalzó el inquebrantable compromiso de Nelson Mandela con una sociedad democrática y multirracial y subrayó que su obra nunca será olvidada o defraudada.

Uno de los nietos de Madiba, Mandla Mandela, agradeció al pueblo por la semana de honores y respeto entregada a su abuelo en todas las ciudades del país austral, y en muchas otras del mundo donde se vieron múltiples ceremonias cargadas de emoción, dijo.

He sido testigo de los tributos de las fuerzas armadas, de su pueblo, de muchos extranjeros, de personas comunes que se alinearon junto al CNA en estos días de gran dolor para la familia. El futuro de este país se ve brillante, señaló Mandla.

Más de 100 mil ciudadanos desfilaron ante el sarcófago del Premio Nobel de la Paz durante las tres jornadas que reposó el cuerpo en los edificios gubernamentales de Union Buildings, en esta capital.

En el sepelio de Estado de este domingo se efectuará una parada especial de la Fuerza de Defensa Nacional de Suráfrica con sobrevuelo de aviones y la descarga de 21 salvas de artillería.

Entre las personalidades presentes en Qunu destacan el expresidente de Zambia Kenneth Kaunda, el activista de los derechos civiles y reverendo estadounidense Jesse Jackson y la presidenta de la Comisión de la Unión Africana, Nkosazana Dlamini -Zuma.

También viajaron hacia el sur del país el vicepresidente iraní Mohammad Shariatmadari, el Rey de Lesotho Letsie III, el presidente de Malawi, Joyce Banda, y el primer ministro de Etiopía, Hailemariam Dessalegn.

Mandela será enterrado junto a su padre Mphakanyiswa Gadla Henry, su madre Noqaphi Nosekeni, y su hijo Magkatho Lewanika.

El ritual familiar de inhumación en Eastern Cape tendrá una fuerte impronta de religiones nativas del sur de África. Un grupo de sacerdotes locales explicó que usarán una rama del árbol sagrado Umphafa para conducir a Mandela hasta el descanso eterno.

Aunque se prevé la participación de unas tres mil personas en el programa final de Qunu, al acto específico del entierro solo se permitirá el acceso de 400 invitados aprobados por la familia de Madiba.

Nelson Mandela, quien estuvo casi tres décadas en prisión por luchar contra las leyes del apartheid, recibió durante su larga vida más de 250 premios internacionales por sus logros políticos y sociales, y su vida ejemplar.

>>>>>

Anuncios

Líderes mundiales dicen adiós a Nelson Mandela

Funeral de Nelson Mandela: un adiós global para un personaje universal

PRETORIA>> Gobernantes de diversos países se inclinaron y oraron ante el féretro de Nelson Mandela envuelto en una bandera, la última vez que ven al símbolo de la lucha contra el apartheid en el anfiteatro donde hace 19 años juramentó como el primer presidente negro de Sudáfrica.

Algunos hicieron la señal de la cruz, mientras que otros simplemente miraron un momento la cara de Mandela que asomaba por una burbuja de vidrio en la parte superior del ataúd en el complejo de Edificios de la Unión, las oficinas del gobierno en Pretoria, la capital sudafricana.

Gobernantes como el presidente zimbabuense Robert Mugabe, el mandatario sudafricano Jacob Zuma y otros desfilaron al lado del féretro en dos filas.

Cuatro suboficiales navales con uniformes blancos hacían guardia. Celebridades como el cantante Bono de la banda U2 rindieron homenaje a Mandela, así como F.W. de Klerk, el último presidente del régimen blanco que compartió el premio Nobel de la paz con Mandela por poner fin a la era del apartheid.

“Mi pensamiento ahora es que espero que su enfoque (de Mandela) en una reconciliación duradera viva y florezca en Sudáfrica”, expresó después De Klerk.

La viuda de Mandela, Graca Machel, su ex esposa Winnie Madikizela-Mandela y otros integrantes de la familia también contemplaron el cuerpo del ex mandatario.

Algunos parecían perdidos momentáneamente en sus pensamientos cuando observaban a Mandela.

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir Mayardit, se quedó inmóvil antes de santiguarse y quitarse su característico sombrero negro de vaquero.

Varios policías se encontraban cerca y uno de ellos sostenía una caja de pañuelos desechables. Algunas personas quedaban evidentemente abrumadas al verlo; una mujer se cubrió toda la cara y lloró mientras se alejaba apoyada en un colega. Otros cargaban afiches con la imagen de Mandela.

“Espero no llorar”, dijo Paul Letageng, de 47 años, empleado en el lugar. “Es asombroso pensar que hace 19 años ahí asumió la presidencia y ahora yace en el mismo lugar. Si no fuera por él no tendríamos paz en Sudáfrica”.

Después de 27 años de cárcel bajo el gobierno racista blanco, Mandela salió de prisión en 1990, hizo un llamado a favor del perdón y la reconciliación y se convirtió en presidente en 1994 luego de las primeras elecciones democráticas plurirraciales del país.

Pronunció su discurso de ascenso al poder en el anfiteatro, al que Zuma dispuso por decreto que lleve el nombre del ex mandatario.
Mandela dijo en la inauguración de su mandato: “De la experiencia de un desastre humano extraordinario que duró mucho tiempo, debe nacer una sociedad de la que esté orgullosa toda la humanidad”.

Agentes policiales en motocicleta escoltaron la carroza fúnebre desde un hospital militar en las afueras de Pretoria a los Edificios de la Unión.

La gente hizo largas filas en las calles para ver la procesión mientras entonaba viejas canciones de la lucha contra el régimen del apartheid y se despedía de Mandela, que falleció el 5 de diciembre a los 95 años.

La policía obstruyó el tránsito y se formó una fila de vehículos de varios kilómetros de extensión en una carretera que conduce a Pretoria.

Los restos de Mandela estarán en capilla ardiente tres días. Todos los días, el féretro será trasladado al Hospital Militar hasta la mañana siguiente.

Los restos del ex presidente serán enviados por avión a Qunu, su lugar de nacimiento en la Provincia Oriental del Cabo, donde será enterrado.

>>>>>

Obama dice Mandela es un ”gigante de la justicia”

JOHANNESBURGO>> El presidente de Estados Unidos (EEUU), Barack Obama calificó el martes a Nelson Mandela como un “gigante de la justicia” y destacó que demasiados líderes mundiales se solidarizan con su lucha por la libertad, pero “no toleran la disidencia de su propio pueblo”.

Obama hizo el comentario durante el homenaje a Mandela en Johannesburgo, frente a una audiencia de líderes que incluía al vicepresidente chino, Li Yuanchao, el presidente cubano, Raúl Castro, y el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe.HRI/AGENCIAS NOTICIOSAS