Las 10 tecnologías más emergentes según el MIT

[HRI]>> Se ha convertido ya en una cita anual clásica para los innovadores de todo el mundo.

La revista MIT Technological Review, que publica el Massachusetts Institute of Technology, uno de los referentes mundiales en materia de innovación aplicada a la empresa, publica suInforme Especial TR10 con las Tecnologías Emergentes (nacientes) de 2014.

Este es el veredicto:

1) DRONES AGRICULTORES

Se trata de aviones no tripulados fáciles de utilizar,e equipados con cámaras de menos de 1.000 euros, que permiten hacer un seguimiento de las cosechas para mejorar el consumo de agua y la gestión de las plagas.

Es posible gracias a avances como los sensopres MEMS, los pequeños módulos de GPS y las radios digitales. Empresas a seguir, según el MIT: 3D Robotics, Yamaha y Precision Hawk.

2) ”SMARTPHONES” ULTRAPRIVADOS

Episodios como la revelación del espionaje masivo por parte de la NSA, en lo que se conoce como la era Snowden, están provocando un auge de las propuestas de encriptación de llamadas telefónicas.La clave será colocar en el mercado de consumo móviles que transmitan la mínima información personal a anunciantes y gobiernos. Empresas a seguir: Blackphone, CryptoPhone y Open Whisper Systems.

3) CHIPS NEUROMÓRFICOS

Se trata de microprocesadores inspirados en cerebros biológicos, capaces de procesar datos sensoriales como imágenes y sonidos y de responder a esos estímulos de un modo no programado específicamente.

Son la nueva generación de chips, porque los tradicionales están llegando al límite de su capacidad de rendimiento. Empresas a seguir: IBM, Qualcomm, HRL Laboratories y Proyecto delCerebro Humano.

4) EDICIÓN GENÓMICA

Una nueva herramienta de edición del genoma, CRISPR, ya ha sido usada por China para crear monos transgénicos. Permite alterar el ADN en puntos precisos de un cromosoma. Aunque no está exenta de dudas éticas, esta práctica abre una puerta al estudio de enfermedades humanas complejas.

A seguir: Laboratorio Clave de Yunnan (China); Jennifer Doudna de la Universidad de California en Berkeley (EEUU); Feng Zhang, del MIT; y George Church de la Universidad de Harvard.

5) ROBOTS ÁGILES

Las máquinas sobre ruedas no pueden acceder a una gran parte del mundo, pero sí las que tienen piernas.Se trata de dotar a los robots de ellas para que puedan caminar por terrreno irregular o inestable. A seguir: Boston Dynamics, Schaft y Honda.

6) OCULUS RIFT

Los expertos del MIT están convencidos de que ha llegado el momento de que las tecnologías de realidad virtual mejorada se generalicen, porque el hardware ya es lo suficientemente barato.

Lo previsible es que la gran eclosión se produzca en el mundo de los videojuegos a corto plazo, pero se trabaja en aplicaciones para arquitectura, diseño asistido por ordenador, respuesta a emergencias y terapias. A seguir: Oculus VR, Sony, Vuzix, Nvidia.

7) COLABORACIÓN MÓVIL

Se trata de dotar a smartphones y tabletas de un software útil para realizar tareas en equipo. Por ejemplo, servicios para poder editar documentos en conversación con otros usuarios, sin necesidad de recurrir al correo electrónico. Porque gran parte del trabajo de oficina se realiza fuera de ella.

A seguir: Quip, Quicoffice, Box, Dropbox, Microsoft, Google yCloudOn.

8) MICROIMPRESIÓN EN 3D

Los tejidos biológicos elaborados con tintas de distintos materiales, desde células vivas hasta semiconductores, aplicados con precisión se han convertido ya en en un de desafío tecnológico de presenta.

Se plantea integrar forma y función, para crear objetos que sientan el entorno. A seguir: Jennifer Lewis, Universidad de Harvard; Michael McAlpine, Universidad de Princeton; y Keith Martin, Universidad de Cambridge (Reino Unido).

9) ATLAS DEL CEREBRO

Los científicos están alcanzando niveles de detalle en el mapa en 3D del cerebro de 20 micrómetros de resolución.

El Proyecto Europeo delCerebro Humano ha conseguido superar en 50 veces la precisión anterior, lo que abre la puerta a que los científicos puedan ver la colocación de células y fibras nerviosas de tejido cerebral intacto.

10) ENERGÍAS EÓLICA Y SOLAR INTELIGENTES

Utilizando el ‘big data’ y la inteligencia artificial se está consiguiendo obtener predicciones meteorológicas cada vez más exactas, lo que mejora la eficiencia de los parques de aerogeneradores y de las plantas solares, que utilizan energías limpias.

En algún caso está siendo posible ya asegurarse de que la oferta de energía eólica coincide con la demanda. A seguir: Xcel Energy, GE Power yCentro Nacional para la Investigación Atmosférica (NCAR) de Estados Unidos.

>>>>>

Anuncios

El caso de Aaron Swartz y los ideales del MIT

MADRID>> Aaron Swartz era un brillante programador y un abanderado de causas políticas a favor de la información gratuita en la Red que en enero de 2013 se quitó la vida en su apartamento de Brooklyn de Nueva York.

Tras él pesaban la amenaza de 35 años de prisión y una multa de más de un millón de dólares en un juicio que nunca vio la luz.

Swartz estaba acusado de descargarse 4,8 millones de documentos en Jstor, un portal online de documentos académicos, haciendo un uso indebido de la red del MIT (Instituto Tecnólogico de Massachusetts).

Esta semana varios medios americanos se han hecho eco de una publicación del Boston Globe que, tras acceder a 7.000 páginas que forman parte de la pesquisa judicial, cuestiona “la neutralidad” del MIT y, como dice el rotativo, se pone en evidencia “una discordancia” entre los principios del centro y su postura a la hora de resolver el caso.

“Voces críticas, dentro y fuera del campus, han acusado al MIT de abandonar sus valores y asumir unos riesgos que hicieron enloquecer a un joven cuyo objetivo, pese a ser un acto de desobediencia civil, era probablemente compartir información públicamente y no causar daños graves”, sentencia el rotativo.

>Cultura hacker del MIT

Históricamente, el MIT es conocido por retar a sus estudiantes a pensar más allá de las fronteras físicas.

Se palpa una cultura de ”openess” que va más allá de las aulas. El centro está abierto a visitas públicas, dispone de red wifi abierta para huéspedes, aúna proyectos de investigación con personal de distintos perfiles -caso del Media Lab- y, en lo social, ostenta una larga lista de novatadas que forma parte de la historia del centro. Hasta con la policía como víctima.

Por no mencionar, además, el movimiento ”hacker ethic”, labrado en sus laboratorios en la década de los 50’s y que es algo intrínseco a la universidad.

Son muchos los ingredientes del MIT que llevan a sus estudiantes a “desarrollar su curiosidad hasta donde haga falta, incluso si les lleva más allá de los límites de la legalidad”, como recoge el portal Slate en alusión al caso Swartz.

>¿Qué hizo Swartz?

Sabedor de esta laxitud, Aaron Swartz llevó a cabo su cometido en las instalaciones del MIT pese a no estar vinculado a esta facultad.

Entre finales del 2010 y principios del 2011, abusó de la red wifi del MIT abierta a huéspedes para descargarse los mencionados millones de documentos académicos en la web Jstor.

La seguridad del MIT (el centro posee su propia policía), y Jstor no tardaron en encender las alarmas.

Ambos se pusieron en contacto y parte del diálogo queda recogido en la publicación del Boston Globe.

En él, se ve como de primeras ambas partes no saben muy bien el origen de la causa y se intercambian hipótesis mal encaminadas que apuntan a “siniestros forasteros” o otras más certeras como “esto podría ser obra de un estudiante experimentando con un robot”.

Con el cerco estrechado, la policía del MIT logró dar con el ordenador desde el que Aaron hacía las descargas.

Estaba en un pasillo secundario dentro de uno de los edificios de la universidad. Y en lugar de confiscar el dispositivo, la policía optó por contratar a un detective que instaló una cámara oculta en el lugar. Así, no tardaron en captar la visita de Aaron.

Días después, sería arrestado en plena calle.

>”Lo he googleado”

Tras el arresto, el equipo de seguridad vertió toda clase de excentricidades al rebelarse la autoría del perseguido, tal y como rebelan algunos mails:

“Parece que es un gran hacker, lo he googleado” o “es un chico muy inteligente que ha sido enterrado por una avalancha de tontos”.

Además, alguien del equipo de seguridad compartió un mail en el que recreaba un petición ficticia de Aaron Swartz a los responsables de Jstor que decía así: “Hola, jstor, estoy a pocos millones de descargarme toda tu base de datos. Me gustaría tenerlo todo el 1/1/11. Me podrías decir por donde voy es que no tengo acceso a mi ordenador”.

El mensaje venía precedido de un “LOL” en mayúsculas.

>Papel del MIT

El verano pasado, el MIT publicó un informe sobre el caso Swartz en el que se apelaba a su “neutralidad” en el asunto. Eso sí, reconocía algún matiz como que “no valoró en profundidad el contexto tratado por la fiscalía en el que, por el contrario, la comunidad del MIT es un referente”.

A su vez, el presidente del MIT, Rafael Reif, declaró que “el MIT nunca quiso poner a Aaron Swartz en el blanco, ni se buscó al fiscal, ni se opuso a un acuerdo con él”.

Por su parte, el Globe pone en tela de juicio esta supuesta neutralidad.

Según el rotativo, el MIT rechazó oponerse a enjuiciar la causa a pesar de repetidos encuentros con el padre de Swartz, sus abogados o pese a la opinión de miembros de la facultad que consideraban que el MIT poseía peso suficiente como para influir al fiscal en este sentido.

En este sentido, el MIT está considerando hacer modificaciones en su política interna a raíz del caso.

Así, el pasado mes, el centro decidió constituir un comité presidencial con la misión de crear una política específica de privacidad de datos online.HRI/elmundo.es

>>>>>